Celebraciones religiosas en Alhendín

Actualmente en Alhendín, además de las festividades religiosas ordenadas en la liturgia, Adviento, Pentecostés…el pueblo siguiendo la tradición de sus antepasados, mantiene entre otras la conmemoración de las siguientes celebraciones:

  • La del mártir San Sebastián, en su ermita en las Eras Altas, el 20 de enero.
  • La del Señor del Presidio, celebrada en su pequeña ermita situada en la calle Presidio, en Pascua de Pentecostés.
  • Procesión del Cristo de la Expiración y Virgen de los Dolores, el Viernes Santo.
  • Las Reverencias, tiene lugar el domingo de Resurrección, representan la aparición de Jesucristo a San Juan y a su madre, los cuales rinden homenaje a Jesucristo, por varias veces suben  y bajan la imagen, a veces con peligro de rodar por el suelo.
  • La Capilla del Santo Cristo situada en el Barrio Bajo celebra su fiesta el día 3 de mayo, día de la Cruz.
  • Festividad y procesión del Corpus Christi en el mes de junio.
  • Celebración y procesión de la imagen de la Virgen de la Aurora en el mes de agosto de cada año, excepto cada cinco, en que la imagen procesionada es la Virgen de la Inmaculada (fiestas grandes).
  • Triduo en honor de la Virgen Milagrosa en la capilla del convento, durante los días 24, 25 y 26 de noviembre, celebrándose su festividad el día 27 en la Iglesia parroquial.
  • Novenario a la Virgen Inmaculada a principios del mes de diciembre en la misma Iglesia.
  • iglesia fachada princiapal

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

Reverencias

El Ayuntamiento de Alhendín ha solicitado a la Consejería de Turismo y comercio de la Junta de Andalucía y está pendiente de aceptación,  la declaración de Fiesta de Interés Turístico, las tradicionales Reverencias; singular procesión con la que se conmemora la Resurrección de Cristo el Domingo de Pascua, desde hace más de cien años.

Las Reverencias escenifican la Resurrección del Señor, en la mañana temprano del Domingo de pascua, frente a la ermita de la Virgen de la Aurora, donde se deposita la imagen del Señor Resucitado la noche anterior. A las 9 de la mañana , parten procesionalmente de la iglesia para la ermita las imágenes de San Juan Evangelista, la Virgen de los Dolores vestida de blanco y el sepulcro vacío.

A continuación, la Virgen espera en la parte alta de la rampa de acceso a la ermita, mientras el Evangelista baja y sube deprisa, acompañado del sepulcro vacío, «para comunicar con una reverencia profunda a la Virgen que el cuerpo de Jesús ha desaparecido«. Y así varias veces.

Con la imagen del Resucitado en la puerta de la ermita y las de la Virgen y el Sepulcro vacío a su encuentro, arranca un aplauso triunfal. Con las tres esculturas de frente, suenan las campanas y la música de la banda municipal y el cielo se cubre de fuegos artificiales.

Se inicia una procesión hasta la iglesia, donde se celebra una misa.

Tras la misa, se celebra la «Quema del Judas», un muñeco alegórico al que durante la mañana del domingo se le cuelgan carocas, similares a las del Corpus granadino, donde se incluyen breves relatos, en clave crítica, sobre acontecimientos de actualidad.