Capilla del Asilo y Escuelas de la Purísima Concepción y Fundación Ossuna

Se trata de una capilla privada, de amplias proporciones y excelente gusto. Lo más valioso es su artesonado de roble trabajado con gran perfección, conserva su púlpito y coro. Preside la capilla el retablo de estilo Neogótico formado por tres hornacinas con arcos de medio punto, la del centro, termina en un pequeño frontón rematado por una cruz y alberga la imagen de la Virgen Milagrosa, bajo ella, un pequeño templete que servía de expositor y el Sagrario. Las hornacinas laterales sustentan sobre pequeñas y bonitas repisas, las imágenes del Sagrado Corazón de Jesús y San José.

Actualmente no se celebra ningún culto excepto el triduo a la Milagrosa a último de noviembre. El titular de la misma así como de la casa donde está ubicada es el Patronato de La Fundación Ossuna.

Esta casa situada en la Calle Molinos nº 8 fue residencia de D. Manuel Ossuna Serrano y su esposa Dª Teresa de Montes y Castro. Es una obra de arte, lo mejor que hay en Alhendín en este tipo de casas que ambos decidieron convertir en una obra benéfica: asilo de ancianos, convento de la congregación de Hermanas de la Caridad y escuela de niños y niñas.

 Capilla del Asilo

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

Fundación D. Manuel Ossuna

La familia Ossuna es originaria de Montoro (Córdoba). D. Manuel Ossuna, nacido en 1896, estaba casado con Dª Teresa de Montes y Castro y no tuvieron hijos.

Acordaron constituir una fundación religioso-social-benéfica a favor de los niños y ancianos necesitados de Alhendín.

Su casa solariega, con jardín y amplia huerta colindantes, era el edificio más amplio del pueblo. Haciendo las adaptaciones específicas podía convertirse en colegio de primaria, con patios amplios de recreo, capilla semipública, vivienda para una comunidad religiosa femenina, que atendiera a los alumnos de primaria y habitaciones en la segunda planta para residencia de hombres y mujeres pobres.

Las rentas de su amplio capital cubrirían las necesidades de  sustentación para la fundación.

La dotación que D. Manuel dejó a la Fundación estaba formada por fincas rústicas de secano, regadía y urbanas, en Alhendín y Montoro.

El 13 de enero de 1930 falleció. En su testamento estaban esbozadas las disposiciones administrativas, jurídicas, distributivas y funcionales para la redacción de los estatutos de la Fundación. Así mismo, quiso ser enterrado en tierra y que su caja se utilizase para velar a los muertos que no tenían posibles para acceder a una caja. (Se encuentra enterrado en el cementerio de Alhendín).

La casa solariega ha sido al mejor casa-mansión de Alhendín. El ayuntamiento la declaró de interés histórico artístico y cultural.

En un principio, las religiosas, Hijas de la Caridad, llegaron a dirigir la Fundación, pasando a partir de 1983 a ser dirigida por las Agustinas Recoletas, las cuales se instalaron en la Casa Fundacional, organizando la guardería infantil, localizando y visitando los enfermos del pueblo, se vincularon a la pastoral de toda la juventud dela parroquia, a la liturgia dominical,y  a la catequesis de niños de la parroquia.

Actualmente, al parecer por falta de fondos, ha desaparecido la presencia de las monjas, el asilo de ancianos, las clases de primaria y la guardería de niños.