Retablo de Nuestra Señora de la Consolación

Este retablo Neoclásico, es de madera revestida de capas de pintura marmoleada. El banco pintado de varios colores, se apoya en el altar y sirve de sustento  a dos pares de columnas en línea quebrada, cuyos fustes lisos son de color verde oscuro; los capiteles mixtos, corintios con hojas de acanto y jónicos con volutas, aparecen dorados, en ellos se apoyan las cornisas quebradas de diferentes formas y colores sobre las que se sustenta el espacio triangular, frontón, en cuyo vértice superior, en el centro, descansa una pequeña cruz.

En el cuerpo, debajo del frontón y entre las columnas pareadas, se encuentra la hornacina con arco de medio punto y puerta acristalada. Está situado en el lado derecho frente a la puerta lateral.

 20150522_101908

Fuente : La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

Hornacina de la Virgen de los Dolores y capilla Bautismal

Formada por arco de medio punto, apoyado en columnas de orden jónico, construido en yeso con pintura de estuco. Se halla en la capilla Bautismal y su situación coincide con el bajo de la torre-campanario. En el centro de la misma se encuentra la pila bautismal en mármol blanco, siglo XVI, de gran elegancia y sobriedad de líneas, toda tallada sobre una pieza.

En esta capilla podemos encontrar las siguientes imágenes: El Señor Resucitado, El Cristo yacente del Santo Sepulcro y la Virgen de los Dolores. También está aquí situado un magnífico lienzo de José de Cieza: La Virgen de Belén. Anteriormente en esta capilla estuvieron los cuadros de las Ánimas y de Santa Rita de Casia.

 20150522_091846pila 2

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

Imagen de la Inmaculada Concepción de Pedro de Mena

La Virgen Inmaculada Concepción es obra insigne de Pedro de Mena, realizada en 1.656 para la Iglesia parroquial de Alhendín y, es la primera obra segura enteramente del maestro. Mide 1,85 x 0,73 x 0,68 m.; está localizada en la hornacina central del retablo mayor de la Iglesia. Representada de pie, con la cabeza mirando ligeramente hacia la derecha y las manos juntas, en actitud orante, levemente giradas a la izquierda, rompiendo así la frontalidad de este tipo de imágenes. Se apoya sobre los “cuernos de la luna” casi envuelta por nubes que exhiben tres graciosos niños desnudos, uno en el frente y otro en cada costado; miden 32 x36 x32 cm.

La imagen es una escultura de bulto redondo, tallada en madera policromada. Las vestiduras se hallan estofadas sobre oro y plata, enriquecidas con decoraciones doradas en relieve. La encarnación o policromía de la piel es brillante y los ojos son de vidrio con pestañas de pelo natural.

Presenta corona metálica atornillada a la zona superior de la cabeza y encajes de hilo dorado encolados en los bordes del manto.

Inmaculada

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

Portada principal de la Iglesia de Alhendín

Realizada por Ambrosio Vico, hacia el año 1.600. consta de dos cuerpos, el inferior con arco de medio punto y pilastras rematadas en cartelas, y el superior con hornacinas adinteladas, arranques de frontón recto, con el escudo del arzobispo Pedro de Castro, obra del escultor Diego de Aranda. En la hornacina se encuentra una Inmaculada muy repintada, de la misma época y autor. La puerta de madera con herrajes de Francisco de Aguilar se terminó en 1.609.

Debido al deterioro que acusaba la puerta principal, se procedió a sustituirla por otra de las mismas dimensiones, construida en madera de pino Suecia y realizada por el maestro y alumnos de la Escuela Taller Montevive de la localidad. Lleva unos trescientos clavos macizos de estilo mudéjar, procedentes de una puerta antigua de la Iglesia del Salvador del Albaicín  de Granada,  cedidos por ésta a la parroquia de Alhendín.

La puerta está montada sobre rodamientos, y se le han incorporado las piezas recuperables de la desmontada, como cerrojo, pestillos y aldabón derecho, habiéndole realizado el izquierdo de forma idéntica en los talleres Peyme, que lo cedieron de manera gratuita. El adorno de la chapa y los cojinetes fueron realizados en los talleres de Juan de Dios Guerrero de la localidad, en mayo de 1.999.

portada principal

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)