Hornacina de la Virgen de los Dolores y capilla Bautismal

Formada por arco de medio punto, apoyado en columnas de orden jónico, construido en yeso con pintura de estuco. Se halla en la capilla Bautismal y su situación coincide con el bajo de la torre-campanario. En el centro de la misma se encuentra la pila bautismal en mármol blanco, siglo XVI, de gran elegancia y sobriedad de líneas, toda tallada sobre una pieza.

En esta capilla podemos encontrar las siguientes imágenes: El Señor Resucitado, El Cristo yacente del Santo Sepulcro y la Virgen de los Dolores. También está aquí situado un magnífico lienzo de José de Cieza: La Virgen de Belén. Anteriormente en esta capilla estuvieron los cuadros de las Ánimas y de Santa Rita de Casia.

 20150522_091846pila 2

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

San Francisco de Asís, obra de Alonso de Mena

Actualmente esta obra de Alonso de Mena, se encuentra en una repisa en la nave central de la Iglesia, entre las capillas del Carmen y del Corazón de Jesús. La imagen nos muestra al Seráfico Santo de Asís tras haber recibido sobre sí los estigmas de la Pasión de Jesucristo. El Santo mira arrobado al Crucifijo que sostiene en su mano derecha, mientras muestra a los fieles las llagas de sus pies, manos y costado. Fue canonizado en 1.228.

san juan

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

San Juan Bautista, obra de Alonso de Mena

La imagen del precursor, de tamaño algo menor al natural, se puede atribuir con toda lógica, dadas sus características, a Alonso de Mena. El Santo vestido con pieles de camello, tal cual dicen los Evangelios, lleva una capa roja sujeta sobre su hombro izquierdo, señalando con esta mano a un cordero recostado sobre su peana. Con la mano derecha sujeta una cruz, de la que en otros tiempos pendía una banderola con la leyenda “Ecce Agnus Dei…”. Actualmente se encuentra en una repisa en la capilla mayor, al lado de la Epístola. Por antiguos inventarios sabemos que esta imagen ocupó el altar donde ahora se encuentra la Virgen de la Consolación, y posteriormente estuvo en la antigua capilla de San José, en la repisa ahora ocupada por la imagen de Santa Rita.

san juan b

Fuente :La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

Capilla de la Santísima Trinidad

Se trata de una capilla privada, oratorio particular de la familia Gamarra Muñoz, que se halla en su domicilio, situado en la Plaza del sol nº 8 de Alhendín, una casa solariega, en buen estado de conservación, consecuencia de estar habitada y que sus dueños se preocupen por su conservación y mantenimiento.

La pieza principal es un lienzo de autor anónimo, que representa a Dios Padre, envuelto en ampulosos y movidos ropajes, sosteniendo en su regazo a Dios Hijo (Jesucristo) muerto y, entre ambos, en medio de nubes y rayos de sol, el Espíritu Santo en forma de paloma. En la parte inferior del cuadro aparece una oración antigua, llamada “El trisagio de Isaías cantado por ángeles” que dice : “Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los Ejércitos. Llena está la tierra de vuestra Gloria, Gloria al padre, al Hijo, Gloria al Espíritu Santo”.

Esta composición pictórica fue restaurada por el pintor granadino D. Antonio López Alonso, mediada la década de los 80. Se halla colocado en el retablo de corte neoclásico, decorado con imitaciones de mármoles y jaspes de distintas tonalidades. En el frontón superior campea un medallón en el que sobre unas nubes atravesadas por rayos de sol,aparece en triángulo (símbolo de la Trinidad) y en el centro del mismo la figura de un ojo, simbolizando el ojo de Dios que todo lo ve. En la parte inferior del retablo, enmarcado por un círculo se muestra una cruz con sus brazos pintados de azul y rojo, símbolo heráldico de la Orden de los Trinitarios Descalzos.

En ésta capilla, presidida por el altar de la Santísima Trinidad, se veneran también las siguientes imágenes: La Divina Pastora, imagen de vestir, y tamaño académico, de autor anónimo de Escuela Sevillana del siglo XIX; Jesús Nazareno y Virgen Dolorosa, ambas de pequeño tamaño, las dos de vestir y  pertenecientes a algún autor anónimo de la escuela granadina de finales del siglo XVIII.

Capilla de la Santísima Trinidad

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)