Muebles Raya

Muebles Raya

Paseando por la Carretera de Motril, nos encontramos con uno de los establecimientos más antiguos y emblemáticos de Alhendín, Muebles Raya, donde nos atiende Miguel Raya, propietario del establecimiento.

Trabajador incansable, emprendedor, enérgico, sin miedo a nada, siendo niño, con tan solo 9 años, Miguel, junto a sus hermanos Expedito y Antonio, aprendió el oficio de su padre, Antonio Raya Jiménez, y se hizo talabartero. Posteriormente, como era habitual en esa época, con 18 años emigró a Alemania y estuvo trabajando en dos fábricas. A su vuelta ya en los años 70, decidió montar su propio negocio de toldos para camiones y tapizados de cabina. En toda España sólo había tres negocios que tapizaran cabinas (en Santiago de Compostela, El Cuervo y Tomelloso) .Estuvo unos quince años haciendo trabajos a nivel nacional, tapizaba las cabinas aislándolas con materiales confortables, y poniéndoles cortinas. Miguel nos cuenta que en aquella época los camiones eran muy diferentes a los de ahora, que están muy bien acondicionados y son muy confortables; por entonces, eran muy incómodos, fríos en invierno y muy calurosos en verano, por eso necesitaban buenos aislamientos y, además, la mayoría de los camioneros tenía que hacer noche en sus camiones y necesitaban que fueran algo más cómodos, incluso llegó a instalar unas pequeñas camas en la cabina.

Compró el solar, una parte de la actual tienda, aproximadamente entre el año 1.968 y 1.969, construyó su vivienda e instaló su taller. Era un lugar muy transitado ya que era el único acceso a la costa granadina. Tenía muchos clientes, incluso de Almería, cuando empezó el apogeo de los invernaderos. Poco a poco, se atrevió a tapizar tresillos, que luego vendía incluso a sus propios clientes camioneros, y así fue introduciendo otro tipo de muebles que le eran solicitados.

En el año 1.975, compró el local donde están actualmente, que por entonces era una posada,  y en el año 1.983, inició la obra de toda la parte nueva y comenzó a dedicarse prácticamente por entero a los muebles, aunque llevaba de manera paralela los dos negocios. El nuevo edificio consta de cinco plantas, con un total de 3.000m2  de exposición donde se pueden encontrar una amplia gama de muebles pasando por diferentes estilos, calidades y precios.

Hace unos seis años realizaron la reforma de la fachada del edificio, dándole un aspecto de cubo, modernista, adaptándola a los nuevos tiempos con la creación de distintos ambientes. Se hizo una fachada ventilada para emparejar los dos edificios.

Miguel se siente muy orgulloso de haber conseguido todo lo que tiene gracias a su esfuerzo y dedicación. No ha heredado nada, todo ha sido con mucha iniciativa, mucha gana y decisión, echándole muchas horas de trabajo, haciendo las cosas poco a poco, con cabeza, pisando firme, y sin meterse en más de lo que podía.

A pesar de que las ventas han bajado, “se va notando ligeramente una mejora y nos hemos convencido de que hay que hacer las cosas con sentido común. Podemos ofrecer a nuestros clientes productos de distintos precios, pero siempre manteniendo una cierta calidad y seguimos manteniendo al igual que en los inicios, muebles de alta calidad y de diversos estilos de las principales firmas del mercado tanto nacional como internacional”. Miguel es de la opinión de mantener la calidad. Tienen muchos clientes de fuera de Alhendín, del cinturón de Granada, de la capital, Padul, Dúrcal, pueblos del Valle, costa, Almería, etc.

Actualmente, Miguel está jubilado, pero no deja de ir por la tienda y hace todo tipo de recados porque “he sido una persona muy activa y ahora no sería capaz de quedarme sentado en casa”. En la tienda trabajan su hijo Miguel, desde que acabó la carrera, su yerno Francisco Guerrero, desde hace tres años, (que son los que la llevan adelante desde que Miguel se jubiló) y dos empleados, que son como de la familia y seguirán con él hasta que se jubilen, uno lleva veintinueve años y el otro treinta y cinco.

No suelen hacer publicidad, aunque algunos piensan que es una equivocación, pero Miguel considera por experiencia que “la mejor promoción es la satisfacción de los clientes y el boca a boca”. Al ser un negocio antiguo lo conoce mucha gente, y su prioridad es una buena atención. “Al cliente le dedicamos el tiempo que sea necesario y nuestros fabricantes responden ante cualquier problema”, asegura.

De manera anecdótica Miguel nos cuenta que en dos ocasiones se le ha prendido fuego al negocio. Hace treinta y siete años ardió todo el taller y aunque fue una ruina, con mucho trabajo , esfuerzo  y el apoyo de su inseparable mujer, consiguieron remontar de nuevo.

Como ya hemos mencionado anteriormente, Miguel está jubilado desde hace tres años, pero su espíritu incansable le hace no parar ni un segundo. Sus ratos libres los dedica a ir tres días en semana a la piscina, ya que le beneficia mucho para la artrosis que padece de sus tiempos con los toldos; ha estado en Guadalinfo aprendiendo informática, le gusta tomar una cerveza con los amigos, echar un rato con los clientes, disfrutar los fines de semana en la playa con la familia y, sobre todo, como abuelo que es, disfrutar de sus nietos en compañía de su esposa.

Miguel se siente muy orgulloso de sus hijos, cuando nos habla de ellos se le nota un brillo muy especial en su mirada y una sonrisa que lo delata. “Mi hijo estaba estudiando su carrera y a la vez aprendiendo a montar muebles. Es muy trabajador, emprendedor y un gran profesional. Mi hija siempre tuvo muy clara su vocación  de periodista. Se parece mucho a mí y también es una luchadora y trabajadora incansable”.

Un comentario en “Muebles Raya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s