Guarnicionería Raya

Guarnicionería Raya logo

En Alhendín tenemos la suerte de contar con un negocio único en la provincia, y de los que  quedan muy poquitos en España. Se trata de la Guarnicionería Raya, donde podemos encontrar todo tipo de productos para la equitación fabricados de manera totalmente artesanal. Está situada en la carretera de Motril 89, y allí nos atienden  Antonio y Blas Raya, propietarios de la misma.

Hacia 1.940, Antonio Raya Jiménez, abuelo de Antonio y de Blas, se instaló en Alhendín, en la calle Marcacha, montando su taller de albardonería y guarnicionería, principalmente destinado al trabajo del campo,  junto con sus tres hijos varones, Antonio, Miguel y Expedito (padre de los mismos). A los pocos años, buscando mayor espacio para el negocio, se trasladaron a la carretera de Motril, donde anteriormente estaba Brifer.

Sobre los años sesenta, cada hijo disponía de su propio taller. Se introdujo la mecanización del campo y eso hizo que el negocio se viniera abajo. El único que continuó con el negocio fue el abuelo, trabajando con Miguel, haciendo toldos y tapicerías. Antonio sacó una plaza de guarnicionero en el Parque de Artillería de Granada y a la vez siguió con su taller en sus ratos libres. Expedito se hizo camionero, trabajó para Bodegas Espinosa y también con un camión hormigonera, hasta que sobre el año 1.974-1.975, también sacó una plaza de guarnicionero en Artillería como su hermano.

Fue entonces cuando puso un taller en su propia casa, y comenzó a enseñar el oficio a sus hijos, los cuales compaginaban los estudios con el aprendizaje del oficio.

En el año 1.988, trás el fallecimiento de su padre, Antonio y Blas deciden hacerse cargo del taller. Y en el año 1.995, se trasladaron a su actual ubicación en carretera de Motril.

Antonio nos cuenta que trabajan sobre todo equipamiento para el caballo y para el jinete, todo hecho a mano, aunque utilizan algunas maquinas para el corte, todo es fabricado de forma artesanal, conservando siempre la calidad y el buen hacer; también podemos encontrar otros productos de piel, como bolsos, carteras, cinturones, etc. “También ofrecemos el servicio de reparación de sillas y demás artículos para la equitación.Día a día tratamos de satisfacer las necesidades de los aficionados y profesionales del mundo de la equitación, dando el mayor servicio al mejor precio y en el menor tiempo posible, con un tratamiento especial al servicio post-venta.”

Lo que más venden son sillas de montar de tipo español y vaquero, que son las sillas propias  de Andalucía, las cabezadas de montar, las polainas de varios tipos para los jinetes, y otros accesorios para el caballo, como la grupa, petrales, gruperas, etc.

“En nuestros productos utilizamos las mejores materias primas. Las pieles que usamos son de curtición vegetal (curtidas con productos naturales), fabricadas en España, las cuales dotan al producto de una mayor duración.Consumir producto nacional y artesanal es un signo de calidad“.

La crisis se ha dejado notar bastante, ya que es un sector muy afectado, por el alto coste de mantener al caballo.

No suelen hacer publicidad, prefieren darse a conocer  por su buen hacer y el boca a boca de sus clientes satisfechos. Antes se anunciaban en páginas amarillas, pero con las nuevas tecnologías, esta publicidad no resulta efectiva. Disponen de facebook, y página web, que a la larga es lo que más funciona.

Tienen clientes de toda Andalucía oriental, y además tienen  un viajante que hace ventas a nivel nacional.

Antonio nos dice que el mercado está inundado de productos económicos de baja calidad, procedentes de India, Pakistán y China, lo cual hace que su negocio sea menos rentable, ya que muchos clientes no se fijan en la calidad, sino en el precio.Pero a ellos les gusta su profesión , trabajan mucho y vivien como pueden. De cara al buen tiempo se suele vender algo más, aunque es un hobbie de todo el año, la primavera y el otoño incitan a salir más con el caballo. De todas formas, Antonio y Blas son conscientes de que su oficio se terminará perdiendo con el tiempo y es una pena, pero es muy trabajado y mal mirado, ya que la gente no valora la artesanía, las horas de trabajo necesarias, y la calidad de los productos. Hoy en día se buscan precios baratos y nada más.

Para terminar, Antonio nos confiesa que aunque su tiempo libre es escaso, sus aficiones son andar, leer, y disfrutar de la agenda cultural de la provincia (obras de teatro, exposiciones, conciertos, etc.).

Desde aquí felicitamos  a estos hermanos por el trabajo que realizan.

Un comentario en “Guarnicionería Raya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s