El Retablo Mayor

El retablo principal de la Iglesia es el altar mayor, siendo una de las espléndidas muestras del barroco español. Cubre casi todo el testero frontal del presbiterio y está trazado siguiendo la línea de los hermanos Churriguera, dentro de un conjunto armónico y ornamental.

La parte baja central de este retablo, lo compone un zócalo de mármol rojo y encima un basamento todo dorado y tallado, en cuyo centro, en la calle principal, hay un pequeño templete de estilo neoclásico, añadido posteriormente, formado por columnas pareadas y frontón que se introduce en el cuerpo, donde está enclavado el Sagrario, que lleva en su puerta la imagen del Niño Jesús Buen Pastor, pintado al óleo por José Risueño. Todo el cuerpo del Sagrario sirve como base al manifestador, vulgarmente llamado “cascarón”; su interior está cubierto de espejos y molduras doradas, con sus puertecitas que abren a la parte posterior para exponer al Santísimo. Encima del Sagrario hay un crucifijo procedente de la capilla del desaparecido cuartel de la Guardia Civil .

El cuerpo principal está formado por el intercolumnio limitado por dos columnas estípites que enmarcan un arco curvilíneo que al mismo tiempo es la embocadura del camarín.

Las calles laterales, están flanqueadas cada una por dos grandes columnas salomónicas de capitel dórico, cuyo fuste de seis espiras y revueltas está ricamente tallado de hojas de parra y pámpanos de vid, recurso muy utilizado en este tipo de decoración, de ahí que estos elementos se transformaran emblemáticamente en símbolo eucarístico. Cada calle tiene unas bonitas repisas sobre las  cuales y bajo medios puntos cerrados, están las imágenes de San Joaquín y Santa Ana.

La mayor novedad de este tipo de retablos se encuentra en el abandono de los soportes tradicionales, para dar cabida a hermosas columnas que sirven de apeo a un bello entablamento, soporte de la cornisa rectilínea y quebrada, que se rompe y curva en el centro, con un óvalo que contiene la figura del Espíritu Santo y marca con nitidez el paso del cuerpo al ático, dando a éste, singular importancia, al presentarlo en un registro formado por un medallón con la figura del Padre y del Hijo, sostenido por dos ángeles, y dos columnas ricamente decoradas en la parte superior de la calle central, aunque de menos entidad que las del cuerpo principal. Termina en una moldura mixtilínea rota por una cartela con el anagrama de María, rematado por una corona, presentando en los extremos los pináculos apoyados en la cornisa.

 20150522_102659

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

La Torre de Alhendín

La presencia de este elemento en los edificios religiosos permite una perfecta orientación a quien quiere dirigirse al templo y posibilita que las campanas sean oídas desde lugares alejados del casco urbano.

La torre de la Iglesia de Alhendín está situada en el centro lateral izquierdo de la nave central, y su tipología se ha visto modificada por los efectos que sobre este edificio han tenido los terremotos.

Las primeras noticias que se tienen de la torre, datan del 21 de julio de 1.555, donde la caída de un rayo sobre la misma, el 7 del mismo mes, ocasiona la muerte de Diego Martínez, quien junto con el licenciado Luis Garrido y Francisco de los Pérez, estaba tañendo las campanas por la tempestad que hacía. Este rayo produjo serios desperfectos en la torre. Después de la rebelión de los moriscos y de los destrozos causados, en 1.575 solo la torre quedó intacta, y en ella había una campana de siete arrobas y otras dos grandes quebradas.

En 1.583, Juan de Malabarca, fabricó una nueva campana. En los terremotos de  los años 1.804 y 1.805, la torre se desplomó, destruyéndose también el reloj colocado en 1.801, el actual fue montado en 1.908. En 1.846, bien entrado el reinado de Isabel II, el arquitecto de mérito de la Academia de San Fernando, Salvador Amador firma un proyecto para la reconstrucción del cuerpo de campanas de la torre de Alhendín.

Constará de dos cuerpos de ladrillo coronados por una pequeña cúpula. Es de estilo Neoclásico de sillería. con la superposición de dos cuerpos a partir de la cornisa general del edificio, uno de sección cuadrada y otro ochavado y copulado, contrastando su color oscuro con la blancura del resto del templo. Posee una campana en cada una de las cuatro caras de la torre, siendo la más antigua (Campana Gorda), Santa María de la Concepción del siglo XVIII, el esquilón es refundido en el siglo XX y las otras dos pertenecen también al siglo XX.

Por problemas de libramiento de fondos, al haberse invertido la totalidad del capital presupuestado en un primer momento, la obra quedó inconclusa, no pudiendo terminarse la escalera ni el pavimento de sus dos pisos.

Con el tiempo, el resto del edificio, especialmente su cubierta, sumó su deterioro al que ya venía padeciendo la torre inacabada. Esto obligó al encargo de un nuevo reconocimiento que recayó en el arquitecto del arzobispado José Contreras. En su informe, junto a la consolidación  de los tejados de la Iglesia y la reparación general de sus aleros, proponía la conclusión del interior de la torre empleando una cadena de barras de hierro que abrazara los cuatro lados y ángulos de la torre, para evitar que las grietas de los muros antiguos continuaran avanzando.

20150521_093903

Fuente: La Iglesia de Alhendín ( José Molina Valero)

Órgano de la Iglesia de Alhendín

No sabemos exactamente cuándo ni por quién fue construido, aunque por el estilo tardobarroco (rocallas y vegetación) pertenece casi con total seguridad al siglo XVIII, pudiéndose aventurar que su emplazamiento original sería la tribuna o coro viejo existente sobre la capilla bautismal, cuyo estilo y época bien pueden correr paralelos con el órgano.

Actualmente sólo queda el mueble o armadura, en cuya parte inferior y media se pueden ver los agujeros donde se acoplaban los tubos y registros.

En la parte superior vemos tres calles frontales y dos laterales; la central frontal es mayor y termina en una especie de dosel, rematado por una cartela. Las otras, más pequeñas, decoradas con motivos vegetales y rocallas están rematadas por una cornisa curvilínea, siendo recta en las calles laterales. Todas las superficies donde deberían estar los tubos sonoros, están disimuladas por unas tablas clavadas en vertical y pintadas de azul, con unas caretas o figuras grotescas en su parte inferior.

20150514_093035

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

El Camarín de la Iglesia de Alhendín

El camarín de María Inmaculada de la Iglesia de Alhendín, está situado en la parte trasera de la cabecera del recinto parroquial, se abre al retablo que preside la capilla mayor, mediante una amplia arcada con puerta situada en su centro, haciendo visible la sagrada imagen al pueblo que se encuentra abajo en la nave del templo. La imagen es así visible, pero inaccesible gracias a la altura a que está colocada.

Construido sobre una planta rectangular en la primera mitad del siglo XVII, consta de tres cuerpos perfectamente diferenciados: paramentos laterales o muros de sustento de la cúpula propiamente dicha, cúpula y cupulín o linterna.

La planta rectangular se ve interrumpida por cuatro grandes vanos, cuyos huecos coinciden con dos balconadas, la puerta de acceso del camarín y la puerta expositor de la imagen hacia el templo.

El suelo del camarín está realizado en loseta de piedra caliza,alternándose el color negro y blanco.

En alzado, siguiendo un esquema ascendente, hay que diferenciar cuatro elementos que componen el paramento lateral, primero un zócalo pintado localizado en un primer tramo rectilíneo, imitación de mármoles. Al frente los huecos anteriormente referenciados ,en planta se muestran vanos constituidos por arcos de medio punto moldurados. Más hacia arriba se encuentran grandes escudos (avemarías realizadas en yeso, y policromados) con epigrafía mariana y dobles motivos de vegetación que dan acceso a varias molduras, contramolduras  y frisos, y finalmente el arranque de la cúpula. La transición del plan rectangular al circular se hace mediante clavos de forja,  enmarcados a las conchas y a su vez a los arcos inferiores.

La cúpula en forma de media esfera, está compuesta por ocho gallones delimitados por pilastras rematadas con volutas. En estas ocho particiones, podemos observar, por una parte cuatro óvalos con vidrios pintados, dos representan la figura de la Inmaculada Concepción y dos, símbolos epigráficos enmarcados entre ovas y estrellas, donde se comprime el carácter inmaculata. En el resto de los gallones, se observan cuatro óvalos que sirven de marco a lienzos que representan arcángeles portadores de atributos marianos.

En el recinto escultórico, cuatro grandes espejos realizados en madera y decorados en oro y temple, localizados en las respectivas cuatro esquinas. Completa la decoración el pedestal de la imagen que se compone de dos cuerpos, uno labrado de piedra caliza y otro tallado en  madera, dorado y policromado al temple.

20150514_093344

20150514_093359

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

Santa Teresa de Jesús obra de Pedro de Mena

Esta imagen de pequeño tamaño figura en un lateral del retablo del Rosario, y es atribuida a Pedro de Mena (famoso escultor granadino). La santa se muestra en actitud de escribir alguna de sus obras, debiendo llevar en su mano izquierda el libro y en la derecha la pluma, mientras recibe la inspiración del Espíritu Santo, que en forma de paloma se posa sobre su hombro. Todos estos atributos se perdieron con ocasión de su traslado a Granada en 1.967, para la magna exposición que se celebró en el Hospital Real para conmemorar el III Centenario de Alonso Cano.

En el año 1.998, fue sometida a un proceso de restauración y limpieza por parte de la Junta de Andalucía, con lo que volvió a recuperar el perdido brillo de su policromía,la viveza de sus colores y algunas partes de la capa que se encontraba en mal estado de conservación.

Sta. Teresa

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

El Coro de la Iglesia de Alhendín

Se encuentra situado encima del cancel de la puerta de entrada; tiene forma rectangular , asentado sobre tres arcos escarzanos y sostenido por dos columnas metálicas de hierro de fundición. Se ha podido constatar durante la realización de trabajos diversos de albañilería en la Iglesia, que estos pilares eran un recubrimiento de ladrillos sobre las columnas.

Se construyó para sustituir la pequeña tribuna que se conserva en el lado izquierdo de la nave central; debajo del coro se halla el cancel de la puerta de entrada, o contrapuerta de madera en cuarterones con dos hojas de frente y dos laterales, siendo su función evitar corrientes de aire y amortiguar ruidos.

coro2

 Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

Flora y fauna de Alhendín

Para todos aquellos interesados en la flora y fauna local, compartimos con vosotros una información , basada en un estudio realizado por Pepi Fernández Morales (Doctora en ciencias Biológicas), que nos ha sido facilitado por su hermano Antonio Fernández Morales.

Esperamos que sea de vuestro interés.

 

VEGETACIÓN DE MONTEVIVE Y SECANO

(Gran parte de la vegetación autóctona de  Montevive ha desaparecido a consecuencia de las explotaciones mineras).

1.- HIERBAS :

  • ZAMARRILLA : Hoja lanosa de borde ondulado, medicinal.
  • FLOR INMORTAL.
  • GAMONITA: Flores blancas,estrelladas, vistosas, en varas.
  • IBERIS : Flores blancas, pequeñas, desiguales, en grupos.
  • BORRA DEL PASTOR O LANUDITA: Parece copos de algodón.
  • LECHE DE GALLINA: Blanca, vistosa; la flor sale del suelo.
  • YERBA DE LA SANGRE: Pequeña, rastrera, flor plateada, medicinal.
  • PIE DE CABALLO: Flores en grupo, amarillas, como el pie de caballo.
  • SALVIA : Aromática.
  • HIERBA DE LA CRUZ: Flor parecida al romero, blanca.
  • SIEMPREVIVA: Flores amarillas coriáceas , brillantes, en corimbo.

2.- MATAS Y ÁRBOLES (restos de un antiguo bosque mediterráneo)

  • ALCAPARRA: Comestible.
  • ESPÁRRAGO SILVESTRE: Comestible.
  • PALMERINA.
  • AJENJO: Medicinal.
  • ESPARTO: De interés industrial (cestos, alpargatas, esteras,…)
  • ROMERO: Medicinal.
  • ESCROFULARIA: Flor muy pequeña e irregular, granate y blanca.
  • JARILLA: Flor como rosa sencilla, planta parecida al romero.
  • ROSA DE LAS ROCAS: Almohadillas, tallo joven rosado, flores amarillas.
  • RETAMA: Se usa para fabricar escobones.
  • JARA: Flores rosa, grandes, con pétalos arrugados.
  • TOMILLO: Aromática y medicinal.
  • ESPINO NEGRO, ESCAMBRÓN: Forma setos en los bordes de los caminos.
  • ENCINA: Propia del bosque mediterráneo; actualmente casi extinguida.
  • TAMARINDO: Árbol que crece junto a los cauces, soporta la sal.
  • HIGUERA: Casta de Montevive.

 MINERALES DE MONTEVIVE Y SECANO

  • ARENISCA: Usada antiguamente como material de construcción.
  • YESO: Material de construcción.
  • ALABASTRO: Variedad de yeso, ornamental.
  • ARCILLA: De interés en construcción y ornamentación.
  • CELESTINA: Mineral de estroncio, usado para fabricación de fuegos artificiales y aparatos de televisión. Con capacidad radioactiva.

ANIMALES:

  • MAMÍFEROS: Zorros, conejos, erizos, ratas y ratones
  • AVES: Varían según la época. Se pueden ver perdices, palomas torcaces, chamarines, abejarucos, halcones, jilgueros (colorines), verderones, cogujadas, abubillas, urracas, mirlos, estorninos, ruiseñores, cucos, mochuelos, gorriones, golondrinas, vencejos, aviones, pinzones,…
  • ANFIBIOS Y REPTILES: Ranas, sapos, lagartos, serpientes, lagartijas.

OTRAS ZONAS ECOLÓGICAS: Tarajal y Salitral. Los barrancos, degradados.

VEGETACIÓN DE LA VEGA:

1.- HIERBAS:

  • MATACANDILES O NAZARENOS: Flores como globitos azules, en un racimo.
  • SOPLABOBO: Con vilano (repelusos)
  • VIBORERA: Flores rosa y violeta; sus semillas parecen la cabeza de una víbora.
  • GUALDÓN: (Reseda undata).
  • HIERBA DE LOS ANTEOJOS: Sus frutas parecen unas gafas.
  • BOLA DE ORO: Flor amarilla, muy vistosa, brillante.
  • COLLEJA BLANCA: Comestible, como un clavelillo globoso.
  • SILENE COLORADA: Como la colleja, pero rosa.
  • DIENTE DE LEÓN: Flor amarilla, compuesta con flores laterales en lengüeta, comestible.
  • JARAMAGO: Muy abundante, amarillo.
  • JARAMAGO BLANCO O RABANILLO: Parecido al anterior, blanco.
  • LINARIA: Flor blanca y amarilla, con un cuerno en la base.
  • MARGARITAS:Varias especies medicinales.
  • MARRUBIO:Nombre de origen hebreo, significa jugo amargo.
  • FUMARIA: Flores rosas, tubulares; hojas en abanico, pequeñas; medicinal.
  • ORÉGANO: En los bordes de las acequias, condimento.
  • CAMPANICAS O CORREHUELAS: Flores como campanillas, rosa-violeta.
  • BOLSA DE PASTOR: Por la forma de los frutos; medicinal.
  • AFACA: Flor rosa, similar a la de las habas; hojas ovales, en alabarda y zarcillos.
  • GRAMÍNEAS DE VARIAS ESPECIES.
  • AMOR DEL HORTELANO: Se pega en la ropa, de ahí el nombre.
  • AMAPOLAS: Embellecen los campos de rojo y morado, medicinal.
  • MALVA: Flores malvas; los frutos se llaman panecillos, medicinal.

2.- MATAS Y ÁRBOLES:

  • YEZGO: Una especie de sahúco, junto a las acequias, medicinal.
  • CORNEJO: En zonas húmedas.
  • ARRACLÁN: Flor pequeña, verdosa; hojas ovales con nervios como espinas de pescado; medicinal.
  • TORVISCO, MATALAGALLINA: Tallos rectos con hojas sencillas a lo largo.
  • GAYOMBAS.
  • MAHOLETO O ESPINO BLANCO.
  • CARRIZOS, JUNCOS Y CAÑAS: En las orillas de los barrancos.
  • ÁLAMO BLANCO: El envés de  las hojas es lanoso, blanco.
  • FRESNO MEDITERRÁNEO: Hojas compuestas por varias foliolas; árbol propio de la zona; hay muy pocos ejemplares.
  • SAUCE O MIMBRE: En las orillas de los ríos.
  • AILANTO: Árbol muy resistente; en orillas de caminos y carreteras.
  • ACACIA: Las flores son dulces; medicinal.
  • PARAÍSO: Crece bien en los caminos. La quema los está aniquilando.
  • ENCINA: Árbol propio del clima mediterráneo. Es muy lenta en crecer. Su fruto es apreciado por el ganado.
  • PINO: Plantado por los niños en la orilla del río Dilar.
  • MORERA: Sus hojas muy apreciadas por los gusanos de seda.
  • OLMOS: Árbol cosmopolita.
  • ALIGUSTRÓN: Recientemente plantados en el camino del río.

RÍO DILAR : SIN VEGETACIÓN NATURAL, LUGAR DEGRADADO EN EXTREMO.

amapolas

Amapolas

celestina

Celestina

 hierba de los anteojos

Hierba de los anteojos

higuera

Higuera

jarilla

Jarilla

morera

Morera

zamarrilla

Zamarrilla

                                                      

Altar Mayor de la Iglesia de Alhendín

El antiguo altar mayor situado en el presbiterio,estaba adosado a la parte central del retablo principal, cuyo frontal de jaspe rosado decorado con diversos motivos sirve hoy de base a la parte central de dicho retablo. Anteriormente este frontal de jaspe se hallaba cubierto por otro de madera tallada y sobredorada, que se construyó sobre 1.960 y que se vestía, con randas intercambiables de rasos y sedas bordados de diferentes colores, según los tiempos litúrgicos.

A raíz del Concilio Vaticano II, y para su adaptación a la nueva liturgia conciliar, se construyó un nuevo altar separado de la base del retablo para poder oficiar la misa de cara al pueblo. Este altar, está formado por cuatro columnas en forma de estípites, talladas y sobredoradas, al estilo de las existentes en el retablo mayor, siendo obra del tallista granadino Sr. Cuerva Molina, quien lo realizó en el año 1.968.

20150420_110624

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

Reverencias

El Ayuntamiento de Alhendín ha solicitado a la Consejería de Turismo y comercio de la Junta de Andalucía y está pendiente de aceptación,  la declaración de Fiesta de Interés Turístico, las tradicionales Reverencias; singular procesión con la que se conmemora la Resurrección de Cristo el Domingo de Pascua, desde hace más de cien años.

Las Reverencias escenifican la Resurrección del Señor, en la mañana temprano del Domingo de pascua, frente a la ermita de la Virgen de la Aurora, donde se deposita la imagen del Señor Resucitado la noche anterior. A las 9 de la mañana , parten procesionalmente de la iglesia para la ermita las imágenes de San Juan Evangelista, la Virgen de los Dolores vestida de blanco y el sepulcro vacío.

A continuación, la Virgen espera en la parte alta de la rampa de acceso a la ermita, mientras el Evangelista baja y sube deprisa, acompañado del sepulcro vacío, “para comunicar con una reverencia profunda a la Virgen que el cuerpo de Jesús ha desaparecido“. Y así varias veces.

Con la imagen del Resucitado en la puerta de la ermita y las de la Virgen y el Sepulcro vacío a su encuentro, arranca un aplauso triunfal. Con las tres esculturas de frente, suenan las campanas y la música de la banda municipal y el cielo se cubre de fuegos artificiales.

Se inicia una procesión hasta la iglesia, donde se celebra una misa.

Tras la misa, se celebra la “Quema del Judas”, un muñeco alegórico al que durante la mañana del domingo se le cuelgan carocas, similares a las del Corpus granadino, donde se incluyen breves relatos, en clave crítica, sobre acontecimientos de actualidad.

Festividad de San José en Alhendín

Las tradiciones son las identidades de los pueblos y las raíces de sus ciudadanos, de ahí la importancia de conservarlas.

La Festividad de San José ha sido la fiesta más grande de las que se celebraban en Alhendín. Era día festivo, en el que todo el pueblo participaba, se vestían para la ocasión y disfrutaban de todas las actividades que había ese día. Por la mañana repique de campanas y disparo de cohetes, con la banda de música haciendo una diana por todas las calles del pueblo.

Durante siete semanas antes del día de San José, en la misa de los domingos, se rezaba una oración como actividad preparatoria de su festividad. La semana anterior, se celebraban en la Iglesia parroquial, unos ejercicios de septena que terminaban el día 18 por la tarde. Ese mismo día, sobre las 22:30 horas, se prendía un castillo de fuegos artificiales.

El día 19 de marzo, Festividad de San José, se celebraba una misa solemne cantada. A veces venía un sacerdote de fuera de Alhendín en el tranvía, y la banda de música lo esperaba en la estación y lo acompañaba tocando hasta la iglesia. Si el encargado de la misa era el párroco del pueblo, la banda lo acompañaba desde su casa hasta la parroquia.

La plaza del pueblo se adornaba, y a las 19:30, se celebraba la procesión de San José. Recorría las calles del pueblo y se detenía en la puerta de los mayordomos, que previamente habían preparado una mesa en la calle para que depositasen la imagen y descansar, ya que la misma era larga.

La última vez que se celebró la procesión  de esta festividad, fue estando de párroco de Alhendín D. José Peinado, por coincidir San José con Semana Santa. Ese año se suspendió y ya no se reanudó en los siguientes, con la excepción de dos ocasiones en los años noventa.

La procesión , en el año 1988, estaba formada por una banda de trompetas y tambores, seguida de una agrupación de majorettes, la Cruz guía y dos filas de personas. Seguidamente, la imagen de San José sobre una plataforma con ruedas, adornada con muchas flores y cuatro lámaparas eléctricas. Después de la imagen, iba la banda de música y detrás todo el pueblo de Alhendín.

Eran los Mayordomos los encargados de la organización de la festividad, de los cuales aún viven bastantes. Se encargaban de recorrer el pueblo, cada día un barrio, para recaudar fondos. En el último año, con el dinero sobrante, se restauró la imagen del santo, que desde entonces está en su capilla, a la espera de que el pueblo recupere esta tradición.

La Orquesta de Cuerda y Coro Montevive de Alhendín, junto con la colaboración de la Iglesia Parroquial, la Asociación de comerciantes, la Asociación de Vecinos Santo Cristo, Asociación de Mujeres AMALH, Asociación de Mujeres “La Conciencia”, AMPA Colegio Sagrado Corazón de Jesús, Otilio Durán y José Amador;  patrocinado por la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Alhendín, pretende recuperar progresivamente el patrimonio y esplendor de lo que ha sido durante décadas la Festividad en honor a San José, patrón de Alhendín.

10450528_718384584946318_1583749048470765868_n

 Fuente: Folleto facilitado por los colaboradores