Púlpito de la Iglesia de Alhendín

Se trata de un elemento característico del barroco. Consta de una plataforma sustentada sobre una columna de mármol y , a la que se accede a través de una pequeña escalera. Se halla situado a una altura conveniente para poder predicar desde allí, y rodeado de un antepecho de madera tallada, con diversas formas vegetales y geométricas. Está sobredorado todo el conjunto.

Encima tiene una especie de sombrero llamado tornavoz, tallado y sobredorado, con el fin de que la voz del predicador repercutiese y se escuchase mejor en el templo. El tornavoz se halla rematado por un gracioso angelito que hace sonar una trompeta.

En algunas iglesias, los púlpitos se han desmontado y desaparecido. En la de Alhendín, afortunadamente, aunque sin uso, se ha respetado en su integridad, encontrándose en muy buen estado de conservación.

20150513_120609

Fuente: La Iglesia de Alhendín (José Molina Valero)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s