¿Conoces la Iglesia parroquial?

La Iglesia parroquial de Alhendín presenta un especial interés, tanto por su estructura, con buenas y variadas armaduras, como por algunos retablos y esculturas que la adornan. La primera noticia de actividad es de 1525, en que se inician reparaciones de las partes altas de los muros y tejados, y se abren ventanas, por el albañil Juan de Toledo y los carpinteros Juan Fernández y Francisco Hernández. Parece que se trataba de renovar o terminar un templo anterior de modesta fábrica, posiblemente la antigua mezquita u otro templo muy modesto. La obra fue terminada y reconocida por el maestro mayor del arzobispado Rodrigo Hernández en 1531. Posteriormente se dieron diversas obras de ornato y complementos litúrgicos, y en 1549 se ponen azulejos y alizares, y vidrieras en las ventanas por Arnao de Vergara. Además, se labran unas portadas de cantería por las cuales se pagaba a Juan de Maeda y Juan de Pontones en 1553-1554.

De ellas actualmente sólo se conserva la realizada por Pontones, que es la lateral, con el escudo del arzobispo Guerrero; la de Maeda sería sustituida por otra posterior trazada por Vico.

En los años siguientes fue enriqueciéndose el templo con retablos, orfebrería, bordados, etc…según se desprende de los inventarios realizados en los años 1555 y 1564. De entre ellos destacamos “un retablo grande nuevo pintado de imaginería” citado en 1555, además de otro con un Santo Sepulcro y otro de pintura con la Salutación. En 1563 se completaría el retablo mayor con una custodia ciborio hecha en madera por Baltasar de Arce.

La rebelión morisca interrumpió el proceso de reconstrucción y destruyó parte de lo realizado, de tal modo que sólo la torre quedó intacta. La población morisca de Alhendín era muy numerosa como lo demuestra el claro descenso experimentado en los nacimientos, que pasaron a la mitad después de la expulsión. Además consta en las visitas realizadas en distintos años que se les predicaba mediante un intérprete y en 1568 se le prohibía que las oraciones se hicieran en otro idioma que no fuera el castellano.

En la actualidad podemos disfrutar de esta iglesia de estilo mudéjar, de su retablo barroco del s.XVIII, y de la talla de la titular de la parroquia y patrona de Alhendín, la Virgen de la Inmaculada, obra esculpida por Pedro de Mena.

 iglesia fachada princiapal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s